Fitofortificantes

Agalla de la corona, "Crown Gall", Agallas, Tumores del cuello, Tuberculosis, Agrobacterium larrymoorei, Agrobacterium rhizogenes, Agrobacterium rubi, Agrobacterium tumefaciens, Agrobacterium vitis, ...

Agallas de Agrobacterium en plantas de vid

Agrobacterium tumefaciens, sinónimo de Rhizobium radiobacter, especie estandarte de esta enfermedad, es una bacteria (proteobacteria alfa) parásita que causa en las plantas dicotiledóneas una enfermedad llamada "tuberculosis" que provoca tumores conocidos como "agallas", "agallas de la corona", "Crown Gall" o "tumores del cuello". Estos tumores crecen desde la zona donde se unen la raíz y el tallo (cuello), hasta los tallos más finos.

 

Las bacterias del género Agrobacterium sp., englobadas en la actualidad dentro del género Rhizobium sp. (Young et al. 2001), son  bacilos móviles aerobios Gram -, de la familia Rhizobiaceae, la cual también incluye a las fijadoras de nitrógeno que viven en simbiosis con las leguminosas. A diferencia de éstas, todo el género Agrobacterium sp. (actualmente Rhizobium sp.) son parásitos que causan graves daños en más de 600 especies vegetales como almendro (Prunus dulcis), arándano (Vaccinium spp.), cerezo (Prunus avium, Prunus cerasus...), frambueso (Rubus occidentalis, Rubus idaeus...), girasol (Helianthus annuus), melocotón (durazno, paraguayo..., Prunus persica), mezereón (matacabras, Daphne mezereum), vid (Vitis vinifera, Vitis rupestris, Vitis riparia, ...), tomate (Solanum lycopersicum)...

 

La metodología que se describe a continuación, es, en la actualidad, la única que existe en el mercado capaz de controlar y erradicar estas bacterias de los cultivos agrícolas en todo el mundo.

 

1.- DescripciónAgrobacterium (actualmente englobadas en el género Rhizobium) es una bacteria que tras ponerse en contacto con la célula vegetal transfiere genes que provocan la producción de reguladores del crecimiento vegetal (Indolacético y Citoquininas), de lo cual resulta el desarrollo del tumor. El ADN-T también contiene genes codificadores de enzimas que causan que la planta produzca unos aminoácidos específicos llamados "opinas". Cada tipo de opina es una fuente de energía específica para cada cepa de Agrobacterium (Rhizobium), pero carentes de utilidad para otros organismos. Tras esta transferencia genética, se inicia la multiplicación anormal de células y el posterior desarrollo del tumor ya continúa de forma automática, sin que sea necesaria la presencia posterior de la bacteria.Ciclo biológico de Agrobacterium tumefaciens y Agrobacterium vitis en viñedosEstas bacterias se pueden detectar en la savia, se desplazan por los vasos y son capaces de infectar los tallos más jóvenes (del año) a partir de tumores en el cuello u otras partes de la planta.Lesión provocada por contracción y dilatación que permite la entrada y el ataque de Agrobacterium Agrobacterium tumefaciens y Agrobacterium vitis pueden estar presentes en la planta sin que se observen síntomas, pero la enfermedad se propagará si el material infectado se usa como fuente de injerto. Las especies de Agrobacterium requieren de una herida o microlesión para penetrar a la planta. Éstas heridas se provocan normalmente por efecto de heladas, ataques de distintos parásitos, poda, golpes, etc.  La propagación de la enfermedad se verá favorecida en la medida que aumenten las heridas. Los excesos de abonado nitrogenado y la metodología de multiplicación del material vegetal actual, parecen estar favoreciendo los ataques de esta enfermedad, así como el uso de determinados patrones y variedades que son más sensibles.Agallas de Agrobacterium en pleno desarrollo en viñedoIr arriba Síntomas y daños La sintomatología característica de Agrobacterium tumefaciens y Agrobacterium vitis en vid son las agallas o tumores en cuello, raíz y pámpanos (sarmientos) que pueden tener distinto aspecto: lisos, rugosos, aislados, agrupados, etc. En raíz y cuello los tumores al principio son blandos y de color claro para posteriormente endurecerse y tomar un color pardo u oscuro. En sarmientos y brazos los tumores pueden ser aislados pero también son frecuentes desgarramientos longitudinales de la corteza formándose en el interior de las heridas numerosos tumores. Los tumores en nudos, heridas, o en el punto de injerto, pueden ser confundidos con callos de cicatrización. En general, debido a las altas posibilidades de confusión, sólo el análisis en laboratorio permitirá identificar a Agrobacterium sp. como causante de los síntomas observados. Es de notar que Agrobacterium sp. no es ni el único ni el más común causante de tumores en las plantas. Muchos pueden ser causados por insectos o larvas que segregan ciertas sustancias que producen el mismo efecto aparente. Análisis visual del desarrollo de tumoraciones o agallas de Agrobacterium en una planta de Vitis viniferaAgallas de Agrobacterium en pleno desarrolloAgallas de Agrobacterium en pleno desarrolloAgallas de Agrobacterium en pleno desarrolloAgallas de Agrobacterium en pleno desarrolloEstructura del tronco destruida por hielo con ataque posterior de AgrobacteriumDesarrollo de agallas en el área del injertoDesarrollo de agallas en el área del injertoDisección transversal de planta afectada por Agrobacterium desde el injerto hasta el final del tronco (principio de los brazos de producción)Disección transversal de planta afectada por Agrobacterium. Área del injertoDisección transversal de planta afectada por Agrobacterium. Área del injerto con cortes tanto del tronco como de la estructura de la agalla.Disección transversal de planta afectada por Agrobacterium. Área del troncoDisección transversal de planta afectada por Agrobacterium. Área del injerto cercana a un área con desarrollo de agallas|<<<>>>|12 - 12 Ir arriba Contactar2.- Metodología de Tratamiento Ir a metodología específica para productores de planta (viveros) El control de Agrobacterium larrymoorei, Agrobacterium rhizogenes, Agrobacterium rubi, Agrobacterium tumefaciens o Agrobacterium vitis, se realiza mediante la aplicación simultánea de fitofortificantes con acción bactericida unido a un pack enzimático vegetal que actúa como coadyuvante de los citados fitofortificantes. El tratamiento normal se realiza foliarmente, dirigido al conjunto de la parte aérea de la planta e incidiendo sobre el área tumoral. Este método se realiza con elevada frecuencia e intensidad para así garantizar la erradicación más rápida posible, limitar la transformación en esporas y evitar, por tanto, la reinfección y/o propagación de las bacterias a tratar. A nivel de parcela las aplicaciones se realizan sobre el área afectada, siendo recomendable el tratamiento de la parcela al completo pues el ataque de estas especies bacterianas se produce bajo condiciones adversas para el cultivo y por tanto es proclive a expandirse al conjunto de los individuos con extrema rapidez y elevada virulencia. Tras provocar la necrosis de las áreas tumoradas, en las que ya no aparecen muestras vivas bacterianas ni desarrollos amorfos, la metodología consiste en la realización de tratamientos de mantenimiento. Debido al ciclo bacteriano y a la presencia de estructuras de resistencia, se hacen necesarios los tratamientos de mantenimiento para de esta forma evitar futuros desarrollos y/o germinaciones de dichas estructuras. Vease esporas. Ir arriba3.- Resultados de la Aplicación de los TratamientosLa primera observación tras realizar el plan de trabajo, es la necrosis del área tumoral bacteriana y la consiguiente desecación del propio tumor bacteriano.La desecación de las agallas está provocada por tres aspectos: la muerte de Agrobacterium sp. (Rhizobium sp.), la destrucción de las estructuras tumorales y la parada en el aporte de savia y nutrientes desde la planta huésped. Una vez que se produce la desecación de las agallas, estas tumoraciones se pueden separar con facilidad del tejido vegetal anexo, lo que indica con claridad la muerte y desaparición de la bacteria. Una vez separada la agalla, los tejidos vegetales aparecen bien estructurados, asintomáticos y libres de exudados que puedan provocar reinfecciones. Debido a las estructuras de resistencia que presentan estas bacterias y tal y como se menciona en la metodología posterior al control de la enfermedad, es obligatoria la aplicación de tratamientos de mantenimiento. En el siguiente vídeo podemos observar la respuesta, tras las primeras aplicaciones realizadas con nuestra metodología de fitofortificantes en una parcela de vid. En este vídeo se comprueba cómo la aplicación provoca la muerte y abscisión de las agallas de Agrobacterium sp.:Ver en Full HDIr arriba En este vídeo se comprueba la escisión completa de la agalla, tras finalizar el Plan de Trabajo definido en la metodología de fitofortificantes en un viñedo. En este vídeo se comprueba cómo el tratamiento curativo ha provocado, no solo la necrosis del área tumoral, sino que también ha hecho desaparecer la herida de la planta sobre la que la colonia bacteriana de Agrobacterium se alimentó y por tanto implantó dicho tumor.   Destrucción de agallas o tumoraciones de Agrobacterium en plantas de vid (Vitis vinifera) mediante la aplicación de fitofortificantes.netDestrucción de agallas o tumoraciones de Agrobacterium en plantas de vid (Vitis vinifera) mediante la aplicación de fitofortificantes.net|<<<>>>|1 - 4Agallas de Agrobacterium sp. necrosadas tras la aplicación con fitofortificantes.Ir arribaIr atrás Curación de las agallas de la corona provocadas por Agrobacterium sp. a lo largo de los tratamientos con fitofortificantesEn las siguientes imágenes se realiza el seguimiento, durante un mes, de la respuesta que provocan estos fitofortificantes en plantas de vid afectadas por Agrobacterium sp.: En esta primera imagen se observa una agalla de Agrobacterium sp. en crecimiento. Es en este momento en el que se realiza la primera aplicación contra esta bacteria. Fecha 24/08/2014 En la segunda imagen se observa una agalla de Agrobacterium sp. que comienza a presentar los primeros síntomas de necrosis de los tejidos después de comenzar las aplicaciones con estos fitofortificantes. Fecha 31/08/2014 En la tercera imagen se observa una agalla de Agrobacterium sp. (Rhizobium sp.) que presenta ya el ennegrecimiento característico de la necrosis de sus tejidos después de las aplicaciones con estos fitofortificantes. Fecha 07/09/2014En la cuarta imagen se observa que tras un mes de aplicaciones con fitofortificantes, la agalla de Agrobacterium sp. ya está muerta y en proceso de desecación, provocado la muerte bacteriana y el nulo aporte de savia y nutrientes por parte de la planta huesped. Fecha 14/09/2014En la quinta imagen aquí mostrada se observa el estado en el que se encuentra el área del tronco sobre la cual se había desarrollado la agalla o tumoración de Agrobacterium sp. (Rhizobium sp.).  Una vez destruida la agalla, se desprende de la planta y ya se puede observar el origen del daño (varias heridas de poda). También se observa el estado en el que se encuentra el área afectada, con una elevada actividad antioxidante provocada por la síntesis, inducida por los fitofortificantes aplicados, de diversos metabolitos secundarios en la planta, que han permitido defender y curar a la misma del ataque bacteriano. Fecha 30/09/2014Ir arribaIr atrás Contactar

 

Ver Bibliografía de interésYoung, J. M., Kuykendall, L. D., Martinez-Romero, E., Kerr, A., Sawada, H. (2001). A revision of Rhizobium Frank 1889, with an emended description of the genus, and the inclusion of all species of Agrobacterium Conn 1942 and Allorhizobium undicola de Lajudie et al. 1998 as new combinations: Rhizobium radiobacter, R. rhizogenes, R. rubi, R. undicola and R. vitis. International Journal of Systematic and Evolutionary Microbiology, 51(1): 89-103. Ocultar Bibliografía

¿Cuánto cuesta realmente mantener plantas afectadas por estas enfermedades en mi parcela?

 

© ® ITC Calidad y Medio Ambiente 2017

Prohibida la reproducción del contenido de este sitio web

Diseño Web y Maquetación: Producciones GAMORA