Fitofortificantes

La armillaria, provocada por la especie Armillaria mellea (Vahl: Fries) Kummer, es la especie de desarrollo más agresivo y rápido de las englobadas dentro de las enfermedades fúngicas de la madera puesto que provoca la pudrición de las raíces y por tanto no sólo se generan daños internos sino que también se produce la desaparición literal de las raíces.

 

Taxonómicamente, Armillaria mellea es un hongo basidiomiceto xilófago y patógeno facultativo, es decir, puede o no actuar como patógeno en las plantas, pues es capaz de cerrar su ciclo vital sin la necesidad de actuar como parásito vegetal.

1.- DescripciónDado que la armillaria provoca pudrición radicular, los síntomas principales se detectan en la parte aérea de las plantas, causando marchitamiento de ramas y finalmente la muerte. Cuando el desarrollo de la armillaria es considerable suelen aparecer cuerpos fructíferos (setas) de color miel alrededor de la base de los árboles infectados. La entrada de Armillaria mellea casi siempre viene precedida por la presencia de otras especies que también afectan al Sistema Vascular Vegetal, es por ello crucial prevenir estas situaciones: áreas de encharcamiento, presencia de otras enfermedades radiculares, daños vasculares... Véase Programa Preventivo. Para el reconocimiento de Armillaria mellea, se debe observar la corteza de la raíz, pues ésta se separa fácilmente en tiras y aparecen debajo unas placas blancas o nacaradas (micelio), con forma de abanico, dando un aspecto de tejido que va en sentido ascendente desde las raíces al cuello. La detección en la zona aérea es compleja pues se confunde con otros daños vasculares. Como anécdota, en EEUU se encuentra el individuo más grande de todos los seres vivos... cubre una superficie cercana a las 900 ha. y pertenece al género Armillaria (A. ostoyae). Ir atrás Ir arribaContactar2.- Metodología de Tratamiento El tratamiento contra Armillaria se lleva a cabo mediante la activación continuada de los mecanismos de defensa de la planta. A diferencia del tratamiento de otras enfermedades de la madera, en este caso, ante los primeros síntomas de enfermedad debe iniciarse un Programa Curativo. Tal y como se ha comentado en la descripción de esta especie, el tratamiento no debe centrarse sólo en el ataque fúngico, sino que debe provocarse el sinergismo con otros compuestos fitofortificantes que mejoran las condiciones fisiologicas y ecológicas de la planta (parte área - raíz y suelo - raíz).  Esto se consigue mediante la aplicación simultánea de un fitofortificante con acción fungicida diseñado para optimizar su movilidad tanto ascendente en la planta como para asegurar la movilidad en el suelo debido a su estructura apolar unido a un activador radicular y de otro fitofortificante con acción fungicida unido a dos compuestos fitofortificantes (un regulador metabólico y un pack enzimático vegetal). Este segundo fitofortificante con acción fungicida está diseñado para optimizar por un lado su movilidad descendente y por otro su movilidad a través del parénquima asociado a los tejidos vasculares. Nuestra experiencia en el tratamiento de la armillaria en diversas Denominaciones de Origen (Monterrei, Região dos Vinhos Verdes (Portugal), Rías Baixas, Ribeira Sacra, Ribeiro, Rioja, Txakoli - Arabako Txakolina y Bizkaiko Txakolina, Valdeorras...) y con diversas variedades (Albariño, Albarinho, Cabernet, Caíño blanco, Garnacha, Godello, Loureira, Merlot, Ondarrabi zuri, Petit Courbu, Tempranillo, Treixadura,...) nos indica que debido al debilitamiento que Armillaria mellea confiere a las plantas infectadas, estos fitofortificantes deben estar asociados a otros que actúan sobre la sintomatología de la enfermedad: aportes para mejorar la síntesis péptica en la planta así como la síntesis de tejido nuevo. El Programa Curativo contra Armillaria se realiza con elevada frecuencia e intensidad para así garantizar la erradicación más rápida posible, limitar la transformación en esporas y evitar, así, la reinfección y/o propagación de los hongos, tanto de armillaria como del resto de precursores. El Programa Curativo se realiza obligatoriamente al suelo (véase cómo se puede realizar) desde la fase previa al inicio de floración/brotación, a través de un sistema de riego. Posteriormente se incide en varias aplicaciones foliares intensas y de elevada frecuencia que van intercaladas con aplicaciones al suelo. A nivel de parcela las aplicaciones se realizan sobre la parcela al completo pues una vez implantada esta especie fúngica debido a sus hifas diferenciadas (rizomorfos) su expansión es extremadamente rápida. Tras provocar el estancamiento del desarrollo fúngico, en el que ya no es significativa la presencia de Armillaria mellea en crecimiento, la metodología consiste en la realización del Programa Preventivo. El Programa Preventivo contra Armillaria consiste en la reducción de la intensidad de las aplicaciones de los diversos fitofortificantes (menor dosis de productos fitofortificantes). Es decir, se realizan aplicaciones "recuerdo", consistentes en aplicar dosis moderadas/bajas de los fitofortificantes con acción fungicida con una frecuencia relativamente alta. Este Programa Preventivo se inicia en los mismos momentos que el Programa Curativo, es decir, desde la fase previa al inicio de floración/brotación. Debido al ciclo fúngico y a la presencia de estructuras de resistencia, se hacen necesarios los tratamientos de mantenimiento para de esta forma evitar futuros desarrollos y/o germinaciones de dichas estructuras. Vease esporas.Ir atrás Ir arribaContactar3.- Resultados de la Aplicación de los TratamientosTras la aplicación de esta metodología de Tratamiento contra Armillaria: 1.- La primera observación tras realizar el tratamiento contra Armillaria, es la reducción del daño generado por la armillaria y una mejora en el desarrollo de las raíces provocados tanto por el efecto fungicida como por la concomitancia con el resto de productos aplicados. El incremento de raíces terciarias viables permite la mejora en la eficacia de los siguientes tratamientos fitofortificantes. 2.- En parcelas en las que se hicieron tratamientos con fitofortificantes de acción fungicida en exclusiva, es decir, sin el resto de activadores, reguladores y enzimas vegetales, la recuperación fue más lenta y errática que en las tratadas con el conjunto de productos del Tratamiento Curativo. 3.- La eficacia de estos tratamientos fitofortificantes contra Armillaria se debe no sólo al efecto fungicida sino a la capacidad de renovar tejidos, es decir, a la posibilidad que brindan para el desarrollo acelerado de tejido vascular nuevo (ver video explicativo). Este aspecto es clave para conseguir ritmos de mejora tan elevados como los que se observan. Un ejemplo de esta respuesta, utilizado ahora como metodología de trabajo y, en su momento, para ajustar mezclas, dosis y frecuencias, ha sido la aplicación de estos fitofortificantes en el tratamiento del daño ocasionado por el granizo. Cuando se aplican estos activadores orgánicos en parcelas dañadas por pedrisco, la cicatrización de las heridas es asombrosamente rápida (ver información al respecto), pudiéndose determinar cómo aquellas partes del floema y xilema dañados por los golpes vuelven a tener actividad normal en un plazo inferior a 21 días (ver información al respecto), del mismo modo que se forma una capa protectora, "la cicatriz", por la activación meristemática en el anillo de felógeno.  4.- Cuando la enfermedad está implantada desde hace tiempo en la parcela, la eficacia de los tratamientos llega a ser nula: en el momento en el que la degradación de las raíces es severa, el desequilibrio de la relación parte área / raíces es tan marcado que la evolución fatal es irreversible.Ir arribaIr atrás Contactar

 

 

Preguntas y respuestas sobre la curación de las enfermedades de la madera

 

¿Cuánto cuesta realmente mantener plantas afectadas por estas enfermedades en mi parcela?

 

Resultados al Tratamiento de las Enfermedades de la Madera durante la primera campaña

 

Resultados al Tratamiento de las Enfermedades de la Madera a lo largo de los años

 

Resultados al Tratamiento de las Enfermedades de la Madera ¿cómo se renuevan las plantas?

 

Resultados al Tratamiento de las Enfermedades de la Madera comparación parcela tratada vs. No tratada

 

 

Ir atrás

Ir arriba

 

 

Armillaria, Podredumbre blanca, Oak Root Fungus, Shoestring Disease

© ® ITC Calidad y Medio Ambiente 2017

Prohibida la reproducción del contenido de este sitio web

Diseño Web y Maquetación: Producciones GAMORA