Fitofortificantes

En la actualidad, y en líneas generales, se engloban dentro de las enfermedades de la madera a siete enfermedades o patologías fúngicas provocadas por endófitos patógenos: la enfermedad de Petri (precursora de la yesca o también definida como "yesca juvenil"), la yesca (enfermedad de la madera por antonomasia), la necrosis del leño (Black Dead Arm o BDA, para unos grupos científicos también predecesora de la yesca, para otros englobada dentro del "tipo" o grupo yesca y para otros ligadas BDA y yesca dentro de una única patología BDA / yesca), la eutipiosis (provocada por Eutypa lata) junto con la DCD, la excoriosis (provocada por Phomopsis viticola y discutida su inclusión dentro de este grupo) y por último el Pie negro (provocado por Cylindrocarpon sp.) y la Armillaria (provocada por Armillaria mellea), ambos especialistas en su desarrollo y ataque desde el suelo.

Ir atrás

Muchos autores sugieren que el proceso de la enfermedades de la madera es consecuencia de una sucesión de hongos: unos consideraron a Eutypa lata (Pers.:Fr.) Tul. & C. Tul. y Cephalosporium sp. (actual Phaeoacremonium spp, según Crous et al. 1996) como hongos pioneros en el ataque a madera de vid  y Phellinus sp. (actual Fomitiporia punctata (Fr.) Murrill  según Fischer, 1996; Larignon y Dubos, 1997; Mugnai et al. 1999) como invasor secundario(Larignon y Dubos 1987). Más tarde Phialophora parasitica Ajello, Georg & Wang (actual Phaeoacremonium spp, según Crous et al. 1996) fue añadida como una especie más dentro de la categoría de los hongos pioneros (Armengol et al. 2001). Larignon y Dubos (1997) desarrollaron una hipótesis en la que proponen que la yesca es consecuencia de una sucesión de hongos. Phaeomoniella chlamydospora y Phaeoacremonium spp. serían los pioneros en infectar la planta, favoreciendo luego la infección y colonización de Fomitiporia mediterranea y Stereum hirsutum. Otros definen a Phomopsis viticola como el precursor (inclusive sin meterlo en este grupo) para la posterior entrada de otros hongos "más agresivos" sobre el Sistema Vascular, como la enfermedad de Petri (llamada por otros "yesca joven"), el BDA o la Eutipiosis... Pero estos casos que se citan, sólo deben quedar en un ejemplo, pues se han comprobado multitud de secuencias en el orden de aparición de estos hongos.

 

Ir a metodología específica para tratar la yesca

 

En este apartado de esta web se van a tratar las causas, las consecuencias sobre la parcela y sobre la economía del cultivo (cuánto se gasta y cuánto no se gana), las soluciones a estas enfermedades de la madera (Preguntas y respuestas sobre la curación de las enfermedades de la madera), la metodología específica de tratamiento y la demostración de su curación desde la primera campaña de tratamientos, a lo largo de las siguientes campañas, el cómo se consigue recuperar las plantas que estaban afectadas por las enfermedades de la madera y la comparación entre subparcelas tratadas y no tratadas.

 

Hay que tener muy en cuenta que las enfermedades de la madera no sólo están provocadas por hongos, sino que hay diversas bacterias que son las causantes de enfermedades del Sistema Vascular de la Planta, y por tanto, deben estar englobadas en este grupo, puesto que el ataque, el desarrollo de la enfermedad y las consecuencias son idénticas a las provocadas por los hongos. Es el caso de Xylella fastidiosa, Pseudomonas syringae e incluso podría también incluirse a Agrobacterium sp. que también tratamos mediante estos productos fitofortificantes. Unido a estos daños provocados tanto por hongos como por bacterias, también se encuentra la sintomatología definida como incompatibidad del injerto (Graft Incompatibility), en la que se observa la incapacidad de la planta injertada para producir una unión adecuada y desarrollarse normalmente; aunque no se debería definir, específicamente, como Enfermedad Fúngica o Bacteriana, sí podría englobarse dentro de la Sintomatología de las Deficiencias o Problemas en el Sistema Vascular.

 

Los daños provocados por estas enfermedades son conocidos desde los principios de la viticultura, sin embargo, parece que el aumento de su incidencia se ha incrementado de manera notable desde 2001, año en el que el arsenito fue prohibido por descubrirse su elevada carcinogenicidad.

 

Tras la prohibición del arsenito, estas enfermedades se habían convertido en muy difíciles de erradicar. Con el arsenito, que actuaba como auténtico biocida, se controlaba no sólo a estos hongos internos (y a las bacterias degradadoras de la madera y también a las bacterias fastidiosas limitadas al xilema o BFLX), sino también a los insectos que actúan como vectores, unido a esto, también se impedía tanto la germinación de las esporas como su inoculación en el interior de la planta. Por tanto, el arsenito no sólo funcionaba como fungicida, sino como un auténtico "complejo desinfectante" que limitaba de forma muy marcada las posibilidades de generar daño y también la expansión de este grupo de especies que atacan el Sistema Vascular de las Plantas.

 

Técnicamente, se desconoce todo el proceso provocado por estas enfermedades del Sistema Vascular y sus interacciones: tanto hongo(y/o bacteria)/planta, hongo(y/o bacteria)/hongo(y/o bacteria) como otras tampoco descartables como parásito/hongo(y/o bacteria)/planta o incluso más complejas (véase el caso enfermedad de Petri - Xylotrechus arvicola - yesca).

 

Ir a metodología específica para tratar la yesca

 

Ir arriba

En el año 2002, en Francia, se instaló un observatorio que ha permitido realizar el seguimiento de la evolución de las enfermedades de la madera. Los resultados de la investigación llevada a cabo durante estos años han permitido detectar diversas peculiaridades (Grenet y Mercier: Les maladies du bois de la vigne: impacts et solutions) de estas enfermedades:

    1.- Cada variedad presenta una sensibilidad diferente a Petri, BDA/yesca o Eutypa lata. Ugni-blanc es muy sensible a Eutypa, mientras que Sauvignon lo es a BDA / yesca

    2.- La frecuencia de aparición de estas enfermedades es mayor para BDA / yesca (aparece en tres cuartas partes de los sitios) que para Eutypa (aparece en la mitad de las parcelas)

    3.- La mortalidad debida a las enfermedades de la madera en el viñedo francés es de alrededor de un 1 - 1,5% por año, superando el 5% en algunas denominaciones.

    4.- Esta mortalidad media genera unos costos directos de sustitución de las plantas que mueren de entre 500 y 750€/año por hectárea, a los que hay que añadir las pérdidas de cosecha y el trabajo de poda suplementario. Acceso para que usted conozca, en su caso concreto, cuánto le supone mantener estas enfermedades en su parcela en particular.

Ir atrás

La agricultura actual tampoco está poniendo fácil la reducción en la expansión de estas enfermedades. Si tenemos en cuenta que, en general, desde la revolución verde (30-75 años según país, zona y cultivo) se han cambiado de forma considerable los métodos de trabajo y también las prácticas culturales, podemos tener otro indicio que justifica, al menos parcialmente, el incremento en la virulencia de estas enfermedades.

 

Veamos unos ejemplos:

  1. Incremento en los aportes de fertilizantes: no sólo han mejorado las producciones vegetales, sino que simultáneamente han permitido acelerar el ritmo de crecimiento de estos hongos y bacterias.
  2. Búsqueda y selección de patrones y variedades de rápido desarrollo, para conseguir producciones precoces; a la cuarta, incluso, tercera campaña.
  3. La mecanización que ha simplificado muchas labores, pero que a su vez conlleva daños y heridas por donde pueden penetrar estos patógenos.

 

En este vídeo se observa cómo prácticamente durante todo el ciclo anual la planta está expuesta a la entrada de estos patógenos del Sistema Vascular Vegetal (acceso de hongos y bacterias, tanto en sus formas latentes - esporas -, como en cualquier otra). No sólo por la acción de los cortes (poda, prepoda, destallados, labranzas, etc.) sino por las aperturas y grietas provocadas por la meteorología (heladas, granizo, sequía, etc.) y también por los animales (insectos, herbívoros...):

 

Ir atrás

 

Ir a metodología específica para tratar la yesca

 

Si añadimos que diversos estudios han demostrado que las esporas no sólo entran a través de los daños descritos anteriormente (Lehoczky 1974, 1988), sino que también tiene la capacidad de infección a través de las lenticelas y los estomas (Brown y Hendrix 1981, Kim et al., 2001) y más allá, pues se ha citado que las Botryospheraceae tienen la capacidad de sobrevivir endófitamente (dentro de la planta) en tejidos sanos de Eucalyptus spp., se puede decir que es posible tener plantas infectadas por enfermedades de la madera que no expresen ni un solo síntoma (Smith et al. 1996).

---------------------

Relación de Enfermedad de la Madera con el tratamiento adecuado

 

Si usted dispone de un análisis microbiológico en el cual se definen qué especie o especies son los patógenos que tiene su parcela pinche aquí, indicando en el enlace qué especie de patógeno o qué enfermedad presenta en su parcela será dirigido a la Metodología de tratamiento específica para erradicar ese o esos patógenos en particular.

 

---------------------

Test para determinar qué Enfermedad de la Madera tiene su parcela

 

Si usted desconoce qué especie o enfermedad de la madera se presenta en su parcela, puede acceder desde aquí al Test gratuito para la determinación de la enfermedad de la madera que está generando el daño vascular.

 

---------------------

Preguntas y respuestas sobre la curación de las enfermedades de la madera

 

---------------------

Programa de cálculo para conocer económicamente cuánto supone trabajar en parcelas que sufren de enfermedades de la madera

 

 

 

Ir atrás

Ir arriba

 

Ver Bibliografía de interésBrown  E.A., Hendrix F.F. 1981. Pathogenicity and histopathology of Botryosphaeria dothidea on apple stems. Phytopathology 71:375-379 Kim K.W., Park E.W., Kim Y.H., Ahn K.K., Kim P.G., Kim K.S. 2001. Latency-and defense-related ultrastructural characteristics of apple fruit tissues infected with Botryosphaeria dothidea. Phytopathology 91:165-172 Lehoczky J., 1974. Black Dead-arm disease of grapevine caused by Botryosphaeria stevensii infection. Acta Phytopathologica Academiae Scientiarum Hungaricae 9: 319–327. Lehoczky L., 1988. Black dead arm. En: Compendium of Grape Diseases. (Pearson R.C., Goheen A.C., ed.). APS Press, St. Paul, Minnesota, USA, 35. Smith, H., Wingfield, M. J., & Petrini, O. (1996). Botryosphaeria dothidea endophytic in Eucalyptus grandis and Eucalyptus nitens in South Africa. Forest Ecology and Management 89: 189-195.  Ocultar Bibliografía

 

Leer más...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Enfermedades de la madera, Grapevine trunk diseases (GTDs)

© ® ITC Calidad y Medio Ambiente 2017

Prohibida la reproducción del contenido de este sitio web

Diseño Web y Maquetación: Producciones GAMORA