Fitofortificantes

La excoriosis es una enfermedad que está producida por el hongo Phomopsis viticola Sacc.  (anamorfo Diaporthe perjuncta) perteneciente a los hongos Mitospóricos o imperfectos (División Eumycota, Subdivisión Deuteromycotina, Clase Coelomycetes).

Esta enfermedad es más habitual en aquellas zonas donde las lluvias en el inicio de la brotación son habituales. Esta peculiaridad se debe a que el hongo inicia su actividad en el momento del desborre de la vid y a las esporas solamente son diseminadas si se simultanean 3 factores:  presencia de lluvia, la planta se encuentra en estado D (hojas incipientes) y se presenta un periodo de humectación relativamente prolongado (7 horas a 18ºC y 13 horas a 8ºC).

1.- DescripciónLa excoriosis puede afectar a todos los órganos de la planta, con expresiones distintas según la época del año: A) Durante la primavera, en los pámpanos verdes los primeros síntomas se manifiestan en necrosis con un aspecto característico de "tableta de chocolate" o bien manchas corticales oscuras y estiradas a lo largo del brote, mes y medio después del desborre. En esta época la excoriosis ataca las hojas provocando pequeñas manchas cloróticas con centros oscuros que pueden ocasionar la defoliación basal. En los racimos también se observan estas pequeñas manchas cloróticas sobre el pedúnculo y el raquis. Este daño provoca el mal cuajado e incluso su desecación. B) Durante el verano aparecen estrías necróticas deprimidas de color violáceo, con costras aisladas negruzcas y estructuras superficiales suberificadas de color pardo pálido a oscuro, pudiéndose llegar a anillarse el pámpano al completo. Cuando el número de infecciones sobre el mismo pámpano es considerable, éstas se juntan en manchas oscuras cubriendo la mayor parte de la superficie de los entrenudos basales, incluso también pueden encontrarse a lo largo de varios entrenudos.C)  En otoño y en invierno, coincidiendo con la parada vegetativa, la corteza palidece en la longitud del crecimiento del año. En los pámpanos maduros, tras la recolección, la necrosis se paraliza y la corteza toma un color blanquecino con abundantes puntos negros (picnidios: cuerpo esférico o con forma de botella con el interior tapizado de conidióforo, es decir, estructura para la formación de esporas asexuales) y manchas oscuras irregulares con sus centros más claros. Cuando la infección es considerable, la epidermis llega a levantarse completamente y por tanto se deseca, dando lugar a su blanqueamiento.En las yemas de las plantas atacadas, el micelio del hongo provoca su muerte y por tanto impide la brotación de las mismas en la siguiente campaña. Debido a los órganos de resistencia y propagación (esporas), la ausencia de síntomas visibles no significa la desaparición de la enfermedad. Pese a que esta enfermedad es bien conocida, en los últimos años se han encontrado otras especies, distintas a  Phomopsis viticola que causan daños idénticos. Es el caso de Macrophoma flaccida (Viala & Ravaz) Cavara (Fusicoccum aesculi Corda) que científicamente es muy discutida tanto por su analogía como sus diferencias (Tomaz y Rego 1990, Phillip 2000). Ir arribaContactar2.- Metodología de TratamientoLa metodología de tratamiento contra la excoriosis tiene como destino principal el control del crecimiento del hongo, tanto a nivel externo como a nivel interno y de manera simultánea la formación de tejido vascular nuevo.El tipo de aplicación varían en función del fin: Tratamiento curativo contra excoriosis Las aplicaciones se realizan mediante la aplicación simultánea de un fitofortificante con acción fungicida diseñado para optimizar tanto su acción de contacto como su movilidad descendente y a través del parénquima asociado a los tejidos vasculares. Este producto fitofortificante, según el nivel del daño observado, puede ir unido a un pack enzimático vegetal que por actuar sobre los meristemos (primarios y secundarios) provoca una triple respuesta: el forzado de nuevos brotes (véase la Respuesta a los tratamientos en el Control de las Enfermedades de la Madera) la mejora de la movilidad y la formación acelerada de tejido vascular nuevo (mejora de la calidad del brote, ver video explicativo). El Programa Curativo se realiza con elevada frecuencia e intensidad moderada para así mejorar la acción fungicida, limitar la transformación en esporas y evitar así, la reinfección y/o propagación del hongo. El Programa Curativo se realiza desde el estado fenológico D, con aplicaciones semanales durante 3 ó 4 ciclos. Al final de campaña, tras la recolección, se aplica un fitofortificante con acción fungicida, de elevada capacidad de penetración y alta persistencia en el tiempo. En función de la respuesta durante la campaña, este producto se puede mezclar con el mismo pack enzimático vegetal utilizado durante la fase de crecimiento de la planta. A nivel de parcela es recomendable que las aplicaciones se realicen sobre la parcela al completo pues una vez implantados estos patógenos su expansión es constante en el conjunto de la parcela. Ir arribaTratamiento preventivo o de mantenimiento contra excoriosis El Programa Preventivo o de Mantenimiento contra excoriosis se aplica normalmente a partir de la segunda campaña de tratamientos. El Programa Preventivo consiste en la reducción de la intensidad de las aplicaciones de los diversos fitofortificantes (menor dosis de productos fitofortificantes). Es decir, se realiza con baja frecuencia e intensidad moderada para evitar la germinación de las esporas presentes en el área de trabajo, tanto fuera como dentro de la planta. El Programa Preventivo o de Mantenimiento se realiza desde el estado fenológico D, con aplicaciones semanales durante 2 ó 3 ciclos. Al final de campaña, tras la recolección, se aplica, al igual que en el Tratamiento curativo, un fitofortificante con acción fungicida, de elevada capacidad de penetración y alta persistencia en el tiempo. En función de la respuesta durante la campaña, este producto se puede mezclar con el mismo pack enzimático vegetal utilizado durante la fase de crecimiento de la planta. A nivel de parcela las aplicaciones de este Programa se realizan sobre la parcela al completo. Debido al ciclo fúngico y a la presencia de estructuras de resistencia, se hacen necesarios los tratamientos preventivos o de mantenimiento para de esta forma evitar futuros desarrollos y/o germinaciones. Véase esporas. Ir arriba3.- Resultados de la Aplicación de los TratamientosLos resultados obtenidos mediante la aplicación de los tratamientos programados con estos fitofortificantes contra excoriosis, demuestran que: 1.- Tras iniciar el plan de trabajo se comprueba la parada del crecimiento del hongo sobre la superficie tanto de los pámpanos como de las hojas y racimos. 2.- El control de Phomopsis viticola es dependiente de las condiciones climáticas: el control se realiza en la primera aplicación, en aquellos casos en los que las lluvias y/o HR elevadas son limitadas en el tiempo. 3.- Con el tratamiento de fitofortificantes contra excoriosis se observa la recuperación de aquellos tejidos dañados. Esta recuperación se basa en la cicatrización de las heridas provocadas por el hongo. La eficacia de estos tratamientos fitofortificantes contra la excoriosis se debe, no sólo al efecto fungicida, sino a la capacidad de renovar tejidos, es decir, a la posibilidad que brindan para el desarrollo acelerado de tejido vascular nuevo (ver video explicativo). Este aspecto es clave para conseguir ritmos de mejora tan elevados como los que se observan. Un ejemplo de esta respuesta, utilizado ahora como metodología de trabajo y, en su momento, para ajustar mezclas, dosis y frecuencias, ha sido la aplicación de estos fitofortificantes en el tratamiento del daño ocasionado por el granizo. Cuando se aplican estos activadores orgánicos en parcelas dañadas por pedrisco, la cicatrización de las heridas es asombrosamente rápida (ver información al respecto), pudiéndose determinar cómo aquellas partes del floema y xilema dañados por los golpes vuelven a tener actividad normal en un plazo inferior a 21 días (ver información al respecto), del mismo modo que se forma una capa protectora, "la cicatriz", por la activación meristemática en el anillo de felógeno. 4.- La aplicación del tratamiento en post-recolección reduce el desarrollo de picnidios durante la parada vegetativa y provoca que la evolución del hongo durante la siguiente campaña sea errática o inexistente. Ir arriba 

 

 

Preguntas y respuestas sobre la curación de las enfermedades de la madera

 

¿Cuánto cuesta realmente mantener plantas afectadas por estas enfermedades en mi parcela?

 

Resultados al Tratamiento de las Enfermedades de la Madera durante la primera campaña

 

Resultados al Tratamiento de las Enfermedades de la Madera a lo largo de los años

 

Resultados al Tratamiento de las Enfermedades de la Madera ¿cómo se renuevan las plantas?

 

Resultados al Tratamiento de las Enfermedades de la Madera comparación parcela tratada vs. No tratada

 

 

Ver Bibliografía de interésPhillip J.L. (2000) Excoriose, cane blight and related diseases of grapevines: a taxonomic review of the pathogens Phytopathologia Mediterranea 39: 341–356 Tomaz I.L., Rego M.C., 1990. Fungos do complexo responsável pelo declínio das videiras em Portugal. Vida Rural 1493, 12‒20.Ocultar Bibliografía

 

Ir atrás

Ir arriba

 

 

 

Excoriosis, Leafspot

© ® ITC Calidad y Medio Ambiente 2017

Prohibida la reproducción del contenido de este sitio web

Diseño Web y Maquetación: Producciones GAMORA