Fitofortificantes

Incremento de Producción

mediante

Inducción de Nuevas Floraciones

- Descripción Metodología

Ir arriba

Ir atrás

Una vez que la planta se encuentra en un estado fisiológico aceptable, en el que las Enfermedades del Sistema Vascular están siendo controladas, se puede inducir la síntesis de flores, racimos, inflorescencias, etc.

 

La síntesis de estos órganos florales se produce cuando la planta se encuentra en una fase de acumulación de almidón, es decir, durante el ciclo anual, cuando la planta ha perdido los frutos (se ha cosechado) y dispone de suficiente masa foliar. En esa situación, el "exceso de energía" o "plena disponibilidad metabólica" activa la acumulación de almidón en las zonas de reserva (según especie puede encontrarse en la raíz, el tronco...). El almidón es un polisacárido que la planta sintetiza uniendo moléculas de azúcares simples y regulando su síntesis y degradación de manera fina y constante a lo largo de todo el ciclo. Cuando comienza la acumulación neta de este polisacárido se produce la transformación de futuras yemas de brotes en futuras yemas de flores y/o futuras yemas de brotes y flores; esta transformación conlleva un elevado consumo de azúcares y por tanto sólo se produce cuando dispone de ese "extra" de energía.

 

Al nivel de fitofortificantes, si disponemos de moléculas (reconocibles como suyas por parte de la planta) que le informen a la planta de que la disponibilidad de azúcares y el contenido de mono- y disacáridos es excelente (incluso excesivo), ella comenzará, irremediablemente, a sintetizar y acumular almidón. En este caso, esta respuesta es suficiente para que internamente se dispare en la planta la señal de "plena disponibilidad metabólica" y por tanto active la organogénesis necesaria para transformar estructuras dirigidas al único propósito del crecimiento (yemas, brotes...) en estructuras sexuales, ya no dirigidas al crecimiento sino diseñadas (por la planta) para dar frutos.

 

La aplicación de este tipo de compuestos fitofortificantes nos ha demostrado que no sólo inducen esta respuesta, sino que también provocan una mejor calidad técnica del fruto, es decir, frutos con óptimo pedúnculo (conexión a la planta y por tanto limitando la caída) y con inmejorables características estructurales (tanto en los formados de nuevo como en los preexistentes) que permiten optimizar su posterior construcción celular, llenado de agua y maduración.

 

En las siguientes imágenes se puede observar la respuesta a esta inducción de floración. Puede leerse en la parte inferior de cada una de las imágenes las observaciones a destacar.

Primera respuesta tras la aplicación de fitofortificantes inductores de floración.Obsérvese el llenado de granos de los zarcillos provocado por los inductores de floración. Los racimos son formados a partir del 4° entrenudo, es decir, sobre los entrenudos que no presentaban racimos.La imagen procede de una parcela en la D.O. Ribera de Duero, variedad Tempranillo en espaldera con 12 años.Obsérvese el llenado de granos de los zarcillos provocado por los inductores de floración. Los racimos son formados a partir del 4° entrenudo, es decir, sobre los entrenudos que no presentaban racimos.Destáquese la presencia de racimos creados en su momento (en segundo plano, parte superior derecha). Debido a la mayor actividad metabólica, los racimos formados por la aplicación de fitofortificantes alcanzan el mismo estadio que los formados por la planta.La imagen procede de una parcela en la D.O. Ribera de Duero, variedad Tempranillo en espaldera con 12 años.Obsérvese el llenado de granos de los zarcillos provocado por los inductores de floración. Los racimos son formados a partir del 4° entrenudo, es decir, sobre los entrenudos que no presentaban racimos. Debido a la mayor actividad metabólica, los racimos formados por la aplicación de fitofortificantes alcanzan el mismo estadio que los formados por la planta.La imagen procede de una parcela en la D.O. Ribera de Duero, variedad Tempranillo en vaso con 15 años.Obsérvese el llenado de granos de los zarcillos provocado por los inductores de floración. Los racimos son formados a partir del 4° entrenudo, es decir, sobre los entrenudos que no presentaban racimos.Destáquese la presencia de racimos creados en su momento (derecha). Debido a la mayor actividad metabólica, los racimos formados por la aplicación de fitofortificantes alcanzan el mismo estadio que los formados por la planta.La imagen procede de una parcela en la D.O. Ribera de Duero, variedad Tempranillo en vaso con 15 años.Obsérvese la completa formación de los racimos tras la aplicación de los fitofortificantes inductores de floración. Los racimos son formados a partir del 4° entrenudo, es decir, sobre los entrenudos que no presentaban racimos.Se observa que debido a la mayor actividad metabólica, los racimos formados por la aplicación de fitofortificantes han alcanzado el mismo estadio que los formados por la planta en un breve periodo de tiempo.Característica estructural de los racimos formados tras la aplicación de fitofortificantes inductores de floración.Obsérvense las características del raquis en ambas partes del antiguo zarcillo.La imagen procede de una parcela en la D.O. Ribera de Duero, variedad Tempranillo en espaldera con 14 años.Obsérvese la producción alcanzada tras la aplicación de estos fitofortificantes inductores de floración. Los racimos son formados a partir del 4° entrenudo, es decir, sobre los entrenudos que no presentaban racimos.Se observa que debido a la mayor actividad metabólica, los racimos formados por la aplicación de fitofortificantes ya han alcanzado el mismo estadio que los formados por la planta.La imagen procede de una parcela en la D.O. Ribera de Duero, variedad Tinta Aragonesa en vaso prefiloxérico (edad superior a 140 años).|<<<>>>|7 - 7

 

 

Ir atrás

Ir arriba

- Metodología Descripción

 

La metodología para la consecución de la inducción de la floración requiere de un estado fisiológico adecuado de la planta: básicamente se debe conocer que la planta no esté afectada por deficiencias, principalmente provocadas por patógenos, ni por ningún otro tipo de estrés abiótico que impidan su óptima evolución y respuesta.

 

Nuestra empresa valora el estado de la parcela y posteriormente se inician los tratamientos, siguiendo el plan de trabajo para obtener la respuesta de inducción deseada.

 

Debemos destacar en este punto que en aquellas parcelas donde las amplitudes térmicas día/noche durante la brotación (estado E) y siguientes estadios hasta floración (F, G, H e I1) son marcadas (>20° C) o bien las noches son frías (<10° C) no se obtienen los resultados deseados en cuanto a inducción, pero sí en cambio en cuanto a mejora de la calidad del fruto existente.

 

Cualquier duda o necesidad al respecto, rogamos se pongan en contacto con nuestro Servicio Técnico.

 

En las siguientes imágenes se presenta un estudio evolutivo tras la aplicación del Plan de Inducción para la Síntesis de Nuevo de Flores en parcela de vid. En cada individuo se realizaron 3 puntos de control. Este trabajo fue realizado sobre 10 plantas distribuidas en una parcela de 21ha.

 

 

 

 

 

- Control de la inducción de racimos tras la aplicación del Programa con fitofortificantes.- Nº de racimos: 15- La imagen procede de una parcela en la D.O. Ribera de Duero, variedad Tempranillo en espaldera con 11 años.- Control de la inducción de racimos tras la aplicación del Programa con fitofortificantes.- Nº de racimos: 25- La imagen procede de una parcela en la D.O. Ribera de Duero, variedad Tempranillo en espaldera con 11 años.- Control de la inducción de racimos tras la aplicación del Programa con fitofortificantes.- Nº de racimos: 25- La imagen procede de una parcela en la D.O. Ribera de Duero, variedad Tempranillo en espaldera con 11 años.31/05/201020/06/201030/06/2010- Control de la inducción de racimos tras la aplicación del Programa con fitofortificantes.- Nº de racimos: 6- La imagen procede de una parcela en la D.O. Ribera de Duero, variedad Tempranillo en espaldera con 11 años.- Control de la inducción de racimos tras la aplicación del Programa con fitofortificantes.- Nº de racimos: 17- La imagen procede de una parcela en la D.O. Ribera de Duero, variedad Tempranillo en espaldera con 11 años.- Control de la inducción de racimos tras la aplicación del Programa con fitofortificantes.- Nº de racimos: 17- La imagen procede de una parcela en la D.O. Ribera de Duero, variedad Tempranillo en espaldera con 11 años.31/05/201020/06/201030/06/2010- Control de la inducción de racimos tras la aplicación del Programa con fitofortificantes.- Nº de racimos: 18- La imagen procede de una parcela en la D.O. Ribera de Duero, variedad Tempranillo en espaldera con 11 años.- Control de la inducción de racimos tras la aplicación del Programa con fitofortificantes.- Nº de racimos: 27- La imagen procede de una parcela en la D.O. Ribera de Duero, variedad Tempranillo en espaldera con 11 años.- Control de la inducción de racimos tras la aplicación del Programa con fitofortificantes.- Nº de racimos: 27- La imagen procede de una parcela en la D.O. Ribera de Duero, variedad Tempranillo en espaldera con 11 años.31/05/201020/06/201030/06/2010- Control de la inducción de racimos tras la aplicación del Programa con fitofortificantes.- Nº de racimos: 9- La imagen procede de una parcela en la D.O. Ribera de Duero, variedad Tempranillo en espaldera con 11 años.- Control de la inducción de racimos tras la aplicación del Programa con fitofortificantes.- Nº de racimos: 22- La imagen procede de una parcela en la D.O. Ribera de Duero, variedad Tempranillo en espaldera con 11 años.- Control de la inducción de racimos tras la aplicación del Programa con fitofortificantes.- Nº de racimos: 22- La imagen procede de una parcela en la D.O. Ribera de Duero, variedad Tempranillo en espaldera con 11 años.31/05/201020/06/201030/06/2010- Control de la inducción de racimos tras la aplicación del Programa con fitofortificantes.- Nº de racimos: 7- La imagen procede de una parcela en la D.O. Ribera de Duero, variedad Tempranillo en espaldera con 11 años.- Control de la inducción de racimos tras la aplicación del Programa con fitofortificantes.- Nº de racimos: 8- La imagen procede de una parcela en la D.O. Ribera de Duero, variedad Tempranillo en espaldera con 11 años.- Control de la inducción de racimos tras la aplicación del Programa con fitofortificantes.- Nº de racimos: 9- La imagen procede de una parcela en la D.O. Ribera de Duero, variedad Tempranillo en espaldera con 11 años.31/05/201020/06/201030/06/2010- Control de la inducción de racimos tras la aplicación del Programa con fitofortificantes.- Nº de racimos: 7- La imagen procede de una parcela en la D.O. Ribera de Duero, variedad Tempranillo en espaldera con 11 años.- Control de la inducción de racimos tras la aplicación del Programa con fitofortificantes.- Nº de racimos: 11- La imagen procede de una parcela en la D.O. Ribera de Duero, variedad Tempranillo en espaldera con 11 años.- Control de la inducción de racimos tras la aplicación del Programa con fitofortificantes.- Nº de racimos: 11- La imagen procede de una parcela en la D.O. Ribera de Duero, variedad Tempranillo en espaldera con 11 años.31/05/201020/06/201030/06/2010- Control de la inducción de racimos tras la aplicación del Programa con fitofortificantes.- Nº de racimos: 11- La imagen procede de una parcela en la D.O. Ribera de Duero, variedad Tempranillo en espaldera con 11 años.- Control de la inducción de racimos tras la aplicación del Programa con fitofortificantes.- Nº de racimos: 16- La imagen procede de una parcela en la D.O. Ribera de Duero, variedad Tempranillo en espaldera con 11 años.- Control de la inducción de racimos tras la aplicación del Programa con fitofortificantes.- Nº de racimos: 16- La imagen procede de una parcela en la D.O. Ribera de Duero, variedad Tempranillo en espaldera con 11 años.31/05/201020/06/201030/06/2010- Control de la inducción de racimos tras la aplicación del Programa con fitofortificantes.- Nº de racimos: 13- La imagen procede de una parcela en la D.O. Ribera de Duero, variedad Tempranillo en espaldera con 11 años.- Control de la inducción de racimos tras la aplicación del Programa con fitofortificantes.- Nº de racimos: 19- La imagen procede de una parcela en la D.O. Ribera de Duero, variedad Tempranillo en espaldera con 11 años.- Control de la inducción de racimos tras la aplicación del Programa con fitofortificantes.- Nº de racimos: 19- La imagen procede de una parcela en la D.O. Ribera de Duero, variedad Tempranillo en espaldera con 11 años.31/05/201020/06/201030/06/2010- Control de la inducción de racimos tras la aplicación del Programa con fitofortificantes.- Nº de racimos: 8- La imagen procede de una parcela en la D.O. Ribera de Duero, variedad Tempranillo en espaldera con 11 años.- Control de la inducción de racimos tras la aplicación del Programa con fitofortificantes.- Nº de racimos: 16- La imagen procede de una parcela en la D.O. Ribera de Duero, variedad Tempranillo en espaldera con 11 años.- Control de la inducción de racimos tras la aplicación del Programa con fitofortificantes.- Nº de racimos: 16- La imagen procede de una parcela en la D.O. Ribera de Duero, variedad Tempranillo en espaldera con 11 años.31/05/201020/06/201030/06/2010- Control de la inducción de racimos tras la aplicación del Programa con fitofortificantes.- Nº de racimos: 9- La imagen procede de una parcela en la D.O. Ribera de Duero, variedad Tempranillo en espaldera con 11 años.- Control de la inducción de racimos tras la aplicación del Programa con fitofortificantes.- Nº de racimos: 11- La imagen procede de una parcela en la D.O. Ribera de Duero, variedad Tempranillo en espaldera con 11 años.- Control de la inducción de racimos tras la aplicación del Programa con fitofortificantes.- Nº de racimos: 11- La imagen procede de una parcela en la D.O. Ribera de Duero, variedad Tempranillo en espaldera con 11 años.31/05/201020/06/201030/06/2010Planta12Planta13Planta14Planta15Planta16Planta17Planta18Planta19Planta20Planta21

Leer más...

 

 

 

 

© ® ITC Calidad y Medio Ambiente 2017

Prohibida la reproducción del contenido de este sitio web

Diseño Web y Maquetación: Producciones GAMORA