Fitofortificantes

RESPUESTA A LOS TRATAMIENTOS

DE LAS ENFERMEDADES DE LA MADERA

RENOVACIÓN DE TEJIDOS Y ÓRGANOS DE LA PLANTA

Las siguientes imágenes se corresponden con trabajos contra enfermedades de la madera (BDA / yesca, Petri y eutipiosis) mediante el uso de fitofortificantes.

Ir atrás

Tras en control fúngico conseguido mediante la aplicación de los fitofortificantes con acción fungicida, la respuesta de renovación (o síntesis de novo) de tejidos y órganos vegetales es la clave para conseguir la recuperación de las parcelas afectadas por las Enfermedades de la Madera.

 

En este apartado se puede observar cómo los fitofortificantes aplicados en el tratamiento de las Enfermedades de la Madera generan una presión interna (por desinfección y dilatado de los vasos) que induce el desarrollo de nuevos brotes; incluso en fases vegetativas tardías como el pre-enverado (ver video explicativo).

|<<<>>>|2 - 2

Este apartado se centra en la observación del desarrollo de tejidos nuevos, en la formación de nuevos brotes totalmente viables en el tiempo y en la renovación de los Sistema de Transporte Vascular en las plantas infectadas por diversas especies patógenas de la madera.

 

Toda la información aquí presentada se corresponde a parcelas de vid fuertemente afectadas (afectación en el rango 7-8/10) por diversas especies del bloque que engloban las enfermedades de la madera.

Ir atrás

En las siguientes imágenes se presentan diversos estudios realizados para determinar ritmos de renovación del Sistema Vascular mediante la valoración del engrosamiento del tronco y/o brazos a lo largo de la planta:

|<<<>>>|7 - 7

Tras la aplicación de los productos durante varias campañas, se observa:

1.- El incremento en el diámetro del tronco y de los brazos (todas las partes adultas de la planta, es decir, todo el volumen con presencia de madera, ver video explicativo)

2.- La formación de nuevas vías de transporte de savia.

3.- La plena viabilidad de los brotes provocados por los fitofortificantes inductores.

4.- La plena viabilidad de los pulgares conseguidos a través de los fitofortificantes inductores.

5.- El crecimiento normal de los pámpanos provenientes de las brotaciones inducidas.

6.- La persistencia en el tiempo de la recuperación.

7.- La correcta evolución en el fruto.

 

En el siguiente grupo de imágenes se observa que tras conseguir el incremento del flujo xilemático y la mejora en la movilidad del floema la planta comienza la renovación tisular (ver también video explicativo), el descortezado del brazo,  que nos indica el incremento del diámetro del brazo (que a su vez se corresponde con la creación de vasos nuevos). Estos vasos nuevos son útiles tanto para la planta como para la mejora en la eficiencia y eficacia de los tratamientos con nuestros fitofortificantes. Debe tenerse en cuenta que estos brotes, provenientes de yemas latentes, se han formado durante el primer año de tratamientos, concretamente tras la antepenúltima y penúltima aplicación, de manera tardía (obsérvese hojas adultas en plantas del fondo), y que por tanto sirven para:

1.-  Su poda en la siguiente campaña y por tanto el llenado de las "ventanas" en los brazos afectados.

2.- Su uso para mejorar la asimilación de los fitofortificantes contra las Enfermedades de la madera que se aplicarán foliarmente.

3.- El incremento de masa foliar y por tanto una mayor actividad de la mencionada fotosíntesis.

 

 

En el siguiente grupo de imágenes se observa la renovación tisular, la presencia de brotes a lo largo de todo el brazo, tanto en su longitud como en su espacio (tridimensionalidad). Esta presencia de brotes permite la elección durante la poda de los mejores situados; pasando de realizar podas donde se podía, a realizar podas donde realmente interesa.

|<<<>>>|2 - 2

Las siguientes imágenes se corresponden a parcelas testadas en las cuales se realiza un seguimiento al azar de pulgares muertos para comprobar el ritmo de formación de brotes nuevos y viables. Las marcas se corresponden con el marcado durante la parada vegetativa. En estas parcelas se encontraron las siguientes especies patógenas: Botryosphaeria obtusa, Cylindrocarpon macrodidym, Diplodia seriata, Dothiorella viticola, Eutypa lata, Fomitiporia mediterranea, Phaeoacremonium aleophilum, Phaeomoniella chlamydospora y Stereum hirsutum.

|<<<>>>|14 - 14

De forma paralela al desarrollo de brotes se observa un crecimiento considerable en el número de raíces terciarias, provocado por un mayor aporte de fotoasimilados y por el ajuste hormonal que la planta va realizando tras los primeros estadíos de control de los hongos de la madera:

 

Ir atrás

En el siguiente vídeo se realiza una comparativa entre parcelas tratadas con fitofortificantes contra Enfermedades de la madera y parcelas tratadas con fitofortificantes afectadas por daños provocados por granizo, explicando así qué es la Renovación de Tejidos. Tal y como se expone en los vídeos relativos sobre la curación de las heridas provocadas por el granizo, los viñedos afectados por las Enfermedades de la Madera responden de manera similar a los tratamientos específicos para tal fin: regenerando su sistema vascular dañado por los diversos patógenos de la madera y por tanto "renovándose" la planta afectada:

 

 

Ir atrás

En las siguientes imágenes se presenta un seguimiento realizado para determinar la respuesta a los tratamientos contra Enfermedades de la Madera mediante la valoración del engrosamiento del tronco:

 

|<<<>>>|3 - 24

 

Leer más...

 

 

 

© ® ITC Calidad y Medio Ambiente 2017

Prohibida la reproducción del contenido de este sitio web

Diseño Web y Maquetación: Producciones GAMORA